NO ARRUINES TU SALUD Y VIDA






LAS DROGAS


Según un estudio de consumo de drogas ilegales en el país, presentado ayer por el Gobierno, en La Paz el 15,2% de la población fumó marihuana al menos una vez al año, mientras que en Santa Cruz el 1,5% consumió cocaína. Ambos porcentajes son los más altos en el ámbito nacional.

El estudio revela que en La Paz las prevalencias anuales de consumo de cocaína llega al 0,2% y de éxtasis, al 0,4%. En cambio en el departamento de Santa Cruz el consumo de marihuana alcanza al 1,8% y de cocaína, al 1,5%. (Los Tiempos)

"De acuerdo al último estudio de consumo de drogas realizado en familias bolivianas el 2014, se calcula que en el país dos de cada mil personas han consumido cocaína en los últimos 12 meses, tres de cada mil personas han consumido marihuana y cinco de cada 10 personas han consumido alcohol en el mismo lapso de tiempo".

Los adolescentes al vivir una etapa de crisis y al tratar de evadir los problemas, buscan salidas fáciles o formas de olvidarlos, por ejemplo por medio del alcohol y las drogas.


El consumo recurrente de las drogas crea cambios en el cerebro, incluye las partes del cerebro que nos permiten ejercer el auto control. Estos y otros cambios se pueden ver claramente en los estudios de imágenes del cerebro de las personas con adicción a las drogas. Estos cambios en el cerebro explican por qué dejar de fumar es tan difícil, incluso si una persona se siente preparada.

TIPOS DE DROGAS

Crack y Cocaína
Esteroides (Anabólicos)
Éxtasis
Heroína
Inhalantes
Marihuana
hongos



Es un secreto a voces -que a veces adquiere connotaciones morbosas por algún episódico escándalo- que en las puertas de los colegios o en las inmediaciones de estos prolifera el microtráfico de drogas. El consumo de drogas es un riesgo al que, por tanto, están permanentemente expuestos los jóvenes, adolescentes y hasta niños y niñas, sin que existan adecuadas medidas de prevención ni de parte de las autoridades escolares y mucho menos de los padres de familia. La Policía, por su parte, también descuida este tema. Por ello, es una buena noticia el anuncio realizado por la Policía en sentido de que la fuerza antinarcóticos infiltra a policías como padres de familia o estudiantes para penetrar en la estructura del microtráfico de droga e identificar a quienes distribuyen la sustancia, especialmente en unidades educativas. Sin embargo, a esta labor de interdicción debiera sumarse una permanente de prevención y educación sobre los impactos del uso de drogas, algo que está muy abandonado en la educación formal e incluso en los hogares. Es bien sabido que el aumento del consumo no se detiene ante nada.
(Pagina 7)martes, 27 de octubre de 2015.