LA ENFERMEDAD DEL MAÑANA

Noticias

Adicción a Internet podría considerarse como enfermedad mental

La psiquiatría podría comenzar a considerar la adicción a Internet como una enfermedad similar al alcoholismo o la dependencia a alguna droga. La 'biblia' de esa profesión, el Manual Estadístico y Diagnóstico de Desórdenes Mentales (DSM, su sigla en inglés), podría incluirla en su próxima edición, actualmente en discusión.
  • Uso excesivo, a menudo asociado la pérdida del sentido del tiempo o el olvido de los impulsos básicos -como comer o dormir
  • Síndrome de abstinencia, incluyendo sentimientos de ira, tensión y/o depresión cuando el computador es inaccesible
  • Tolerancia -la necesidad de una mayor exposición para obtener el mismo efecto-, incluyendo la necesidad de mejores equipos, programas o más horas de uso,
  • Repercusiones negativas, incluyendo peleas, mentiras, bajo rendimiento, aislamiento social y fatiga.
Otros trabajos académicos también afirman que el uso excesivo de la web podría tener consecuencias negativas para la salud.

¿Sufre usted de fobia a salir sin el celular?

dejar el aparato en casa puede derivar en ansiedad y depresión.

Según un estudio realizado por expertos españoles, el 53 por ciento de los usuarios de teléfonos celulares sufre de esta fobia, cuyos síntomas son ansiedad, inestabilidad, agresividad y dificultad para concentrarse. Estos síntomas se presentan cuando olvidan el celular en sus casas, cuando les queda poca batería o cuando se encuentran en un área que tiene baja cobertura o mala señal. Además, influyen los robos y extravíos para acrecentar los momentos de angustia por la pérdida de un aparato que suele concentrar datos preciados por los usuarios, como la agenda telefónica, fotografías y cuentas de correos electrónicos. Otro síntoma es que cuando está en un sitio donde el uso del celular no está permitido (cine, bancos, aviones, entre otros), la persona sufre de estrés. Al igual que un fumador adicto, busca la manera de salir de ese lugar para revisar el teléfono. Los psicólogos españoles del grupo USP Hospitales afirmaron que los más propensos a sufrir de nomofobia, concentrando inestabilidad en el ánimo, agresividad y dificultades de concentración, son los que tienen teléfonos inteligentes, porque son los aparatos que más actividades permiten realizar, por lo que la dependencia a las mismas se acrecienta. Los primeros estudios realizados revelan que esta enfermedad es más común en los hombres que en las mujeres. Mientras en el sector femenino un 48 por ciento de los usuarios sufre de nomofobia, en el masculino esta cifra asciende al 58.

Conozca si su hijo es adicto a la tecnología

Cómo saber si mi hijo es adicto a la tecnología

Hay actitudes delatadoras, según la sicóloga: usar la tecnología como un escape de la realidad; mentir; afectar sus relaciones sociales y familiares; sacrificar actividades académicas o laborales o incluso las básicas, como el aseo, el sueño y la alimentación; y otras como obsesionarse con un determinado videojuego o personaje y tener problemas a causa de esto. Si su hijo responde a la mayoría de estos puntos es hora de tomar cartas en el asunto, afirma Suescún. No en vano, de acuerdo con estudios realizados en España, la adicción a las nuevas tecnologías inicia a los 7 años y el 40 % de los jóvenes de ese país tuvo algún tipo de problema por el uso que le dan a estas. Hay que aclarar que la dependencia a la tecnología se trata básicamente como cualquier otra adicción, pues genera en el afectado los mismos síntomas que un dependiente, por ejemplo, al alcohol. La diferencia está en que esta no es tóxica, lo que quiere decir que no genera daños físicos, ni depende de un componente químico. Su factor desencadenante suele ser un vacío que se intenta llenar con el uso excesivo de tecnología, dicen fuentes de Alcohólicos Anónimos consultadas