leyes y normas

Soy como un niño
¡PROTEGEME!

Bolivia es el 1er pais en el mundo que prohíbe el uso y exhibición de animales domésticos en los circos.


Declaración Universal de los Derechos de los Animales


Considerando que todo animal posee derechos y que el desconocimiento y desprecio de dichos derechos han conducido y siguen conduciendo al hombre a cometer crímenes contra la naturaleza y los animales, se proclama lo siguiente:

  • Artículo No. 1
    Todos los animales nacen iguales ante la vida y tienen los mismos derechos a la existencia.
  • Artículo No. 2
    a) Todo animal tiene derecho al respeto.
    b) El hombre, como especie animal, no puede atribuirse el derecho de exterminar a los otros animales o de explotarlos, violando ese derecho. Tiene la obligación de poner sus conocimientos al servicio de los animales.
    c) Todos los animales tienen derecho a la atención, a los cuidados y a la protección del hombre.
  • Artículo No. 3
    a) Ningún animal será sometido a malos tratos ni a actos crueles.
    b) Si es necesaria la muerte de un animal, ésta debe ser instantánea, indolora y no generadora de angustia.
  • Artículo No. 4
    a) Todo animal perteneciente a una especie salvaje tiene derecho a vivir libre en su propio ambiente natural, terrestre, aéreo o acuático y a reproducirse.
    b) Toda privación de libertad, incluso aquella que tenga fines educativos, es contraria a este derecho.
  • Artículo No. 5
    a) Todo animal perteneciente a una especie que viva tradicionalmente en el entorno del hombre tiene derecho a vivir y crecer al ritmo y en las condiciones de vida y de libertad que sean propias de su especie.
    b) Toda modificación de dicho ritmo o dichas condiciones que fuera impuesta por el hombre con fines mercantiles es contraria a dicho derecho.
  • Artículo No. 6
    a) Todo animal que el hombre haya escogido como compañero tiene derecho a que la duración de su vida sea conforme a su longevidad natural.
    b) El abandono de un animal es un acto cruel y degradante.
  • Artículo No. 7
    Todo animal de trabajo tiene derecho a una limitación razonable del tiempo e intensidad del trabajo, a una alimentación reparadora y al reposo.
  • Artículo No. 8
    a) La experimentación animal que implique un sufrimiento físico o psicológico es incompatible con los derechos del animal, tanto si se trata de experimentos médicos, científicos, comerciales, como de otra forma de experimentación.
    b) Las técnicas alternativas deben ser utilizadas y desarrolladas.
  • Artículo No. 9
    Cuando un animal es criado para la alimentación debe ser nutrido, instalado y transportado, así como sacrificado, sin que ello resulte para él motivo de ansiedad o dolor.
  • Artículo No. 10
    a) Ningún animal debe ser explotado para esparcimiento del hombre.
    b) Las exhibiciones de animales y los espectáculos que se sirvan de animales son incompatibles con la dignidad del animal.
  • Artículo No. 11
    Todo acto que implique la muerte de un animal sin necesidad es un biocidio, es decir, un crimen contra la vida.
  • Artículo No. 12
    a) Todo acto que implique la muerte de un gran número de animales salvajes es un genocidio, es decir, un crimen contra la especie.
    b) La contaminación y la destrucción del ambiente natural conducen al genocidio.
  • Artículo No. 13
    a) Un animal muerto debe ser tratado con respeto.
    b) Las escenas de violencia, en las cuales los animales son víctimas, deben ser prohibidas en el cine y en la televisión, salvo si ellas tienen como fin dar muestra de los atentados contra los derechos del animal.
  • Artículo No. 14
    a) Los organismos de protección y salvaguarda de los animales deben ser representados a nivel gubernamental.
    b) Los derechos del animal deben ser defendidos por la ley, como lo son los derechos del hombre.
  • Esta declaración fue adoptada por La Liga Internacional de los Derechos del Animal en 1977, que la proclamó al año siguiente. Posteriormente, fue aprobada por la Organización de Naciones Unidas (ONU) y por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).
  • "LEY DE PROHlBlClÓN DE TENENCIA DE PERROS PELIGROSOS PARA LA SEGURIDAD CIUDADANA".

    ANTECEDENTES:



    El Proyecto de Ley fue remitido a la Comisión de Gobierno, Defensa y Fuerzas Armadas, en fecha 18 de febrero de 2014, establece la regulación a la tenencia de perros cuyas características pertenecen a tipo de canes considerados en este Proyecto de ley a la categoría de perros peligrosos para la convivencia junto a la colectividad social.

    DE LA JUSTlFlCAClÓN DEL PROYECTO DE LEY.-

    El Proyecto de Ley pretende garantizar la seguridad publica desde la óptica de la peligrosidad que se ha venido presentando por parte de perros que por su agresividad y temperamento han generado un ámbito de inseguridad en su manejo, crianza y conservación.

    En este sentido existe una necesidad de que el Estado Boliviano garantice a través un una norma marco que establezca las directrices generales para que todo ciudadano en el territorio boliviano deba estar protegido en el ámbito físico asi como también su entorno familiar de donde principalmente niños, adolescentes y adultos mayores tengan la protección de sus derechos frente a la crianza de perros denominados peligrosos.

    DEL ANALISIS DE LA COMISI0N.-

    De acuerdo al numeral 2º del artículo 9º de la Constitución Política del Estado. es fin y función del estado el garantizar el bienestar, desarrollo, la seguridad y la protección en igual dignidad de las personas, las naciones; los pueblos y las comunidades.

    Se considera que la peligrosidad canina depende tanto de factores ambientales como de factores genéticos, de la selección que se haga de ciertos individuos, independientemente de la raza o del mestizaje, y también de que sean específicamente seleccionados y adiestrados para el ataque, la pelea y para inferir daños a terceros. Así, perros de razas que de forma subjetiva se podrían catalogar como «peligrosos» son perfectamente aptos para la pacifica convivencia entre las personas y los demás animales. incluidos sus congéneres, siempre que se les hayan inculcado adecuadas pautas de comportamiento y que la selección practicada en su crianza haya tenido por objeto la minimización de su comportamiento agresivo.

    Partiendo de esta premisa, el concepto de perro potencialmente peligroso expresado en el presente Proyecto de Ley no se refiere a los que pertenecen a una raza determinada, sino a los ejemplares caninos incluidos dentro de una tipología racial concreta y que por sus características morfológicas, su agresividad y su acometida, son empleados para el ataque, la pelea, así como los animales nacidos de cruces interraciales entre cualquiera de estos y con cualquiera de otros perros. En todo caso, y no estando estos perros inscritos en ningún libro genealógico reconocido por la instancia competente, ya que no son de raza pura sino procedentes del mestizaje indiscriminado, las características en profundidad de todos ellos serán concretadas de forma reglamentaria para que puedan ser reputados como potencialmente peligrosos.

    Por todo ello, con el fin de minimizar los riesgos de futuras molestias y ataques a seres humanos, y a otros congéneres u otras especies animales que en algunos casos han conllevado su muerte, se hace necesario regular el régimen de tenencia de los animales considerados potencialmente peligrosos, y limitar, asimismo, las prácticas inapropiadas de adiestramiento para la pelea, o el ataque y otras actividades dirigidas al fomento de su agresividad.

    Este proyecto detalla por lo menos doce razas de canes catalogados de peligrosos por sus características violentas y también delega la responsabilidad del control a los Gobiernos Autónomos. Esta iniciativa nace ante la necesidad de contar con una norma que evite la proliferación de este tipo de animales que ya causaron muertes y personas heridas en los últimos años, pero en hechos recientes de ataques por parte de perros denominados peligrosos es el que obliga al pronto tratamiento de este tema.

    Las víctimas de estos canes como niños, niñas y adolescentes generalmente han sido los más vulnerables, razón por la cual se considera que esta temática no puede continuar esperando el tratamiento de normas relativas a la tenencia de animales que llevan más de seis años debatiéndose y que aún no han encontrado consenso entre actores involucrados a este tema.

    De acuerdo a lo dispuesto en el Art. 302.1 núm. 5) de la Constitución Política el Estado estas son competencias si bien exclusivas de los Gobiernos Autónomos Municipales en su jurisdicción, como la de preservar, conservar y contribuir a la protección del medio ambiente y recursos naturales. fauna silvestre y animales domésticos, la misma para una homogénea aplicación a nivel nacional tiene que necesariamente estar sujeta a una disposición general a nivel nacional. que permita evitar una diversidad en la normativa municipal que imposibilite su efectiva aplicación como se puede evidenciar hasta la fecha.

    Al respecto y considerando que la legislación sobre animales domésticos corresponde a los Gobiernos Autónomos Municipales. los mismos están facultados para emitir esta normativa, pero que esta competencia no ha sido aplicada de manera eficiente y el peligro al cual se hallan las personas sobre todo menores y ancianos sigue quedando en la impunidad evidenciándose el incremento preocupante de los ataques de los perros denominados peligrosos, factor que hace un elemento de afectación a la Seguridad Ciudadana