¡Porque defenderlos?

Soy como un niño
¡PROTEGEME!





¿PORQUE DEFENDERERLOS?


Más de alguna persona se cuestiona ¿Por qué defender a los animales? Muchas veces se piensa que las personas que defienden a los animales, son personas sentimentales y sin fundamentos que defienden a sus gatitos y perritos pero no piensan en el sufrimiento humano.
La defensa de los animales se basa en un principio de tolerancia y respeto hacia la vida tanto humana como no humana.




El abuso de los animales es comparable a la opresión de algunos grupos de poder sobre otros (Animal Liberación, Singer) por lo que cualquier manifestación de intolerancia, y crueldad es repudiado por los grupos liberacionistas. En el caso del Maltrato Animal es aun más delicado por el solo hecho de que los animales no pueden expresarse de una manera entendible para el común de los Humanos, no tienen voz, por lo que se torna necesario interpretar su sufrimiento y de esta manera poder protegerlos. “Ser la voz de los sin voz”.
Hay personas que plantean que un animal no debería tener derechos ya que no tiene uso de razón y por lo tanto no los podrá defender, pero pensemos. Un bebe, que no tiene voz ni uso de razón, ¿no debería tener derechos?


En conclusión, Por alguna oculta razón atribuimos a los animales defectos que sólo tenemos los hombres.
  • No es sucio el cerdo que se revuelca en el barro; es sucio el hombre que enloda su espíritu con conductas inmorales.
  • No es cruel la hiena que ataca a su presa para alimentarse; es cruel el hombre que hiere y tortura a sus hermanos.
  • No es charlatán el loro que repite sonidos huecos; es charlatán el hombre que habla sin tener nada que decir.
  • No es cobarde la gallina que huye del enemigo por instinto; es cobarde el hombre que no afronta los riesgos de su situación.
  • No es astuto el zorro que se hace el dormido para atrapar a su presa; es astuto el hombre que simula para engañar.
  • Tal vez, no se hace malo el hombre cuando se parece a los animales, y se hace malo el animal cuando se asemeja a los hombres…