LAS SOLUCIONES PARA LA BULIMIA SON:

  • Ofrece compasión y apoyo. Ten en mente que la persona va a estar a la defensiva o molesta. Pero si se abre, escucha sin juzgar y hazle saber a la persona que te preocupa.
  • Evita los insultos, estrategias basadas en el miedo, culpar, y comentarios mandones. Dado que la bulimia es iniciada o empeorada por el estrés, la baja autoestima, y la verguenza, la negatividad sólo la empeora.
  • Da el buen ejemplo. Para una alimentación, ejercicio e imagen corporal saludables. No hagas comentarios negativos sobre tu cuerpo o el de otras personas.
  • Acepta tus límites. Como padre o amigo, no hay mucho que puedas hacer para arreglar el problema de bulimia de la otra persona. La persona con bulimia necesita tomar la decisión de avanzar.
  • Cuida de ti. Date cuenta cuando es momento de buscar apoyo de un profesional en salud. Lidiar con un trastorno de conducta alimentaria es estresante, y sería muy positivo que tengas tu red social de apoyo en su lugar.

LAS SOLUCIONES PARA LA ANOREXIA:

  • No tomes el rol del policía de la comida. En lugar de ser una figura autoritaria con un contador de calorías, muestra apoyo emocional.
  • Sé un modelo a seguir. Come sano, no critiques tu cuerpo, haz ejercicio
  • incorpora padres al círculo de ayuda.
  • Sé paciente. Aprende a sobrellevar sin perder el control los cambios de humor y la irritabilidad de esta persona.
  • Aliéntalo a buscar ayuda profesional en centros especializados.
  • Acompáñalo a las visitas con el doctor.
  • Con todo el apoyo que le das a esta persona, puede que te agotes emocionalmente. Asegúrate de que tienes a alguien en quien apoyarte.