¿ PORQUÉ ME HACES DAÑO ?


PROBLEMÁTICA SOBRE EL MALTRATO INFANTIL

El maltrato a la niñez es un grave problema social, el cual constituye uno de los principales motivos de generación y perpetuación de la violencia instaurada en la cotidianidad de nuestros días. Nadie se puede hallar exento de reconocer que en el ceno de la familia es donde más se maltrata, humilla y menosprecia al menor con las mejores intenciones de educar, formar, orientar y preparar para la vida al niño;.de la misma forma se le atropella y se le victimiza, en muchas ocasiones se le toma como chivo expiatorio o simplemente se suele descargar en él el peso de la frustración vivida por los adultos en su quehacer cotidiano, quienes haciendo valer su superioridad golpean, castigan, insultan, y a veces, en ataques de ira incontenible hasta llegan a producir serios daños en todos los sentidos y aun, a causar la muerte del menor.

Existen muchas razones del por qué se maltrata a los niños, una de esas razones puede corresponder a que algunos no son deseados, o tienen defectos físicos o características físicas o psíquicas que en medio de esta sociedad tan intolerante les hacer ver diferentes a los estereotipos comunes, o simplemente por que no llenan las expectativas de sus padres en cuanto a lo que los niños son o hacen. Muchos padres le dan a entender a sus hijos mediante un lenguaje verbal o no verbal, que el cariño que se les da no es un regalo, sino un premio a lo que son o hacen.

En todo el país son 14.675 los chicos y chicas que viven en instituciones o programas alternativos de cuidado familiar: el 44 por ciento fue alejado de su hogar a causa de la violencia doméstica y el maltrato, el 31 por ciento debido al abandono y un 13 por ciento por abuso sexual. Así lo revela el estudio Situación de niños, niñas y adolescentes sin cuidados parentales en la República Argentina, presentado por la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Sennaf) y Unicef en junio de este año. A esto deben sumarse los casos que no requieren una medida de excepción, como es la separación de la familia, pero sí intervención. Por ejemplo, en la provincia de Buenos Aires fueron atendidas 13.866 situaciones de maltrato infantil en 2011.