REGRESANDO A MEDIA NARANJA

EFECTOS EN LOS PADRES DESPUES DEL DIVORCIO

Emocional

Afrontar las consecuencias emocionales del divorcio puede ser traumático y duradero. El psicólogo de divorcios familiares, Renee A. Cohen, Ph.D., afirma que el dolor y el estrés que los hombres y las mujeres encuentran en el divorcio "sólo es superado por el malestar sufrido por la pérdida de un ser querido a través de la muerte". Aunque tanto los hombres como las mujeres experimentan emociones similares en el fracaso del matrimonio, las mujeres tienen una tendencia emocional a ajustarse mejor que los hombres. La fallecida psicóloga y practicante de la meditación, Kathleen O'Connell Corcoran sugirió que el motivo de la disparidad de la aclimatación entre el hombre y la mujer se debe a varios factores. Ella dijo que las mujeres tienen dos veces más chances de iniciar el divorcio porque son más aptas para reconocer los problemas del matrimonio. En su artículo, "Psychological and Emotional Aspects of Divorce" (aspectos psicológicos y emocionales del divorcio), ella dijo que las mujeres que inician el divorcio tal vez se sientan aliviadas al finalizar el matrimonio y están más inclinadas a mantener niveles superiores de autoestima e independencia luego del divorcio. Los hombres, con frecuencia, dependen fuertemente del apoyo social y de la ayuda de los otros cuando su matrimonio fracasa. No obstante, sin importar cuál sea el cónyuge que inicia el divorcio, tanto los hombres como las mujeres probablemente experimenten una mezcla de reacciones emocionales en el caos que abarca desde el dolor, el miedo, la ansiedad, la culpa y la depresión hasta la furia y el alivio.

Financiero

Además de todas las penas del divorcio es posible que experimentes dificultades financieras. El divorcio no sólo es caro, sino que además los cónyuges, por lo general, deben mantener su estilo de vida con un salario. Si eras una ama de casa, encontrar un empleo adecuado para abastecer a tu familia es una carga adicional. Corcoran aborda las tensiones financieras de las familias de padres solteros diciendo que el cuidado de los niños y el costo de colectar su manutención puede agotar rápidamente tus recursos financieros. De acuerdo con la autora y profesora de sociología y derecho Lenore Weitzman de la Universidad George Mason, las mujeres tienden a afrontar las consecuencias del daño financiero y la disminución del estándar de vida en mayor medida que sus contrapartes masculinas. Sus estudios encontraron que luego del divorcio, una mujer experimenta una reducción del 73 por ciento en el estándar de vida, mientras que el estándar de vida del hombre se incrementa en un 42 por ciento. Es importante tomar en cuenta, sin embargo, que los resultados de estos estudios pueden fluctuar dependiendo de varios factores contribuyentes, como las dependencias y el empleo estable.

Social

Ajustarse a ser soltero de nuevo puede influenciar a los hombres y a las mujeres de modos distintos. Experimentar la pérdida de la pareja puede hacer que el proceso de adaptación sea solitario. Los hombres suelen casarse otra vez más rápido y con más frecuencia que las mujeres. Corcoran explicó que los hombres se enfrentan más a la pérdida en cuanto a la intimidad, la participación parental y la interacción social y buscan llenar ese vacío y reemplazarlo con una situación a la que estén acostumbrados. Corcoran sugirió que las madres solteras tienen una tendencia mayor a ser estigmatizadas en el lugar de trabajo que sus contrapartes masculinas quienes, con frecuencia, reciben empatía y asistencia.


Efestos psicologicos en las mujeres

Entender los efectos psicológicos del divorcio puede ayudar a alguien a continuar después de terminar un matrimonio. Muchos de los sentimientos después del divorcio son perfectamente naturales ya que uno puede experimentar confusión e incertidumbre sobre el futuro. De forma similar, aprender cómo estos sentimientos pueden afectar la habilidad de uno para conectar con otros miembros de la familia, como los hijos, es importante también.

Sentirse culpable

Los efectos psicológicos del divorcio en las mujeres son muchos, pero una de las emociones más básicas es la culpa. Esto puede ser verdad ya sea si la mujer inició el divorcio no. Mujeres en ambas situaciones pueden sentirse mal por no trabajar lo suficientemente duro como para que el matrimonio funcionara, explica la entrenadora de vida Cindy Holbrook en su sitio web para mujeres divorciadas. Si la mujer fue quien inició el divorcio, puede tener una sensación de culpa por acabar con el matrimonio. Esto es especialmente cierto si hay niños involucrados ya que la mujer podría sentirse como responsable de romper a la familia y provocar un trauma emocional.

Experimentar depresión

El final del matrimonio es devastador para ambas partes. Las mujeres, especialmente, pueden sentirse entristecidas por la repentina pérdida de su matrimonio. Sus sueños para el futuro se pueden ver desgarrados junto con su matrimonio y ahora esa esperanza por el futuro parece haberse ido. Una responsabilidad cada vez mayor combinada con el darse cuenta de que la vida como la imaginaron ya no existe se correlaciona con el hecho de que las mujeres tienen mayor probabilidad de sufrir depresión tres años después del divorcio, sugiere Rocky Mountain Family Council.

Sentir ansiedad

Después del divorcio, una puede experimentar mucha ansiedad. El futuro es incierto y, por lo tanto, igual la propia seguridad. Las mujeres pueden experimentar mayor tensión ya que pueden haber dependido en parte o completamente de sus esposos para el apoyo financiero. Tratar de saber cómo mantenerse a sí mismas, y en ocasiones, a una familia, puede ser difícil. A pesar de eso, existen muchas cosas que una mujer puede hacer para disminuir la ansiedad incluyendo comer de forma saludable, meditar y ejercitarse.

Efectos positivos

Algunos de los efectos del divorcio pueden afectar la vida de las mujeres de forma positiva. Existen muchos factores que influyen en esto, pero muchas mujeres reportan tener una sensación de alivio especialmente si la relación era particularmente estresante hacia el final. La mediadora Kathleen O'Connell Corcoran explica que las mujeres pueden tener un sistema de apoyo mayor que los hombres. Debido a esto, cuando experimentan retrocesos, tienen mayor probabilidad de asistir a ese sistema en busca de consuelo y guía y continuar a través de los problemas. Finalmente, puede que sea más probable que las mujeres expandan sus papeles personales y profesionales, sugiere Corcoran. En el pasado, pueden haberse limitado a sí mismas enfocándose únicamente en sus deberes como madres y esposas. Ahora, pueden buscar nuevas carreras, oportunidades de voluntariado y redes sociales que incrementarán su autoestima.