Físicas:

Alto riesgo para la futura mamá de presentar abortos, partos prematuros, dificultosos o complicados, anemias, infecciones. Pueden además presentarse complicaciones para el bebé como bajo peso al nacer, deficiencias de crecimiento e incluso mortalidad.