¿Cuánto estaría dispuesto a pagar por la seguridad de sus hijos?


Proteja a sus hijos del abuso sexual.

Pero ¿COMO?

EL ABUSO sexual de menores no es en absoluto un tema agradable; dan escalofríos de solo pensarlo, sobre todo a los padres. Sin embargo, es una cruda y espantosa realidad del mundo actual con trágicas consecuencias para los niños. ¿Merece la pena hablar de ello? Pues bien, ¿cuánto estaría dispuesto a pagar por la seguridad de sus hijos? Conocer algo de las amargas verdades sobre el abuso es un precio ínfimo comparado con las ventajas que puede reportarle.

Es importante mencionar que en Bolivia esta plaga esta creciendo,segun un estudio cada dia en los distintos nueve departamentos mas de 16 niños y adolecentes sufren algun tipo de abuso sexual,en muchos de los casos esto pudo haber sido evitado con la comunicacion e instruccion de padres a hijos.

Lo animamos a ver los temas expuestos en la pagina y a ponerlos en practica con la finalidad de que usted(es) puedan proteger a sus hijos o a otros menores del abuso sexual , de seguro le sera de utilidad esta información recaudada de sitios confiables.

Por q nesecitan su ayuda

TODO padre y toda madre intervienen en un hecho que escapa a la comprensión humana: ambos aportan algo de sí mismos para formar un ser vivo que crece en el seno de la madre hasta estar plenamente desarrollado. Por lo tanto, no sorprende que la gente se refiera al nacimiento de un bebé como “el milagro de una nueva vida”.

Por supuesto, engendrar hijos es tan solo el comienzo de la responsabilidad de los progenitores. Al principio, los bebés dependen de los adultos para casi todo, pero a medida que crecen requieren más que atención física: necesitan ayuda para desarrollarse mental, emocional, moral y espiritualmente.

Los hijos precisan en especial del amor de los padres para lograr un sano desarrollo. Aunque expresarles amor con palabras es importante, estas deben ir respaldadas por acciones; es decir: los niños necesitan que sus padres pongan un buen ejemplo. Asimismo, los hijos necesitan principios por los cuales guiarse, y los necesitan desde su más tierna infancia. Cuando la ayuda llega demasiado tarde, pueden producirse, y de hecho se producen, situaciones lamentables.